Excel: Una herramienta de datos para dominarlos a todos

Excel es una herramienta que ha permitido jugar con datos a cualquier persona dentro de una organización, desde el departamento de marketing al financiero, pasando por recursos humanos. Sin duda, esta herramienta nos permite una flexibilidad que hace que se adapte para solucionar casi cualquier problema imaginado dentro de una empresa, pero

¿Es Excel la herramienta de datos que puede sustituir a todas las demás?

Imagínate que eres un experto en el uso del martillo. Clavas clavos como nadie, pero un buen día se te propone poner un tornillo. Como buen experto en martillo decides darle unos cuantos golpes. Cual es tu resultado, pues que finalmente consigues tu resultado, quizá no de la manera más eficiente posible, pero seguramente si de forma efectiva.

Y aquí es donde nace la eterna pregunta en el uso de herramientas para conseguir hace un trabajo

¿Debemos buscar únicamente la eficacia (hacer algo), también la eficiencia (hacer algo con los menores recursos posibles) o algo más?

Si pensamos en el entorno empresarial, sin duda alguna tenemos que pensar en algo más, y es aquí donde todo entronca con la estrategia de datos.

Cuando buscamos una herramienta para trabajar con nuestros datos, debemos pensar no solo en una que nos permita hacer lo que queremos (eficacia), hacer lo sin despilfarrar recursos com personas o tiempo (eficiencia) sino también en cosas como:

  • Escalabilidad: Ahora proceso un Giga de datos, ¿será mi herramienta capaz de procesar un Tera dentro de un año?
  • Seguridad: Me permite mi herramienta asegurar que la información sensible solo llegará a aquellas personas que sea necesario?
  • Capacidad de integración: ¿Podré aprovechar los datos que ya tengo en otras herramientas para añadirles valor con nuevos datos?
  • Capacidad de compartir datos/información/procesos: ¿Me permite mi herramienta compartir los resultados sin perder la propiedad de los mismos, sin permitir cambios que desvirtúen los resultados? ¿Puedo volver a aplicar el mismo análisis con distintos datos de una forma sencilla?
  • Estandarización y capacidad de reemplazo: ¿Estoy reinventando la rueda o existe ya otra herramienta que soluciona mi problema? Y si la herramienta que tengo ahora deja de tener soporte o necesito cambiarlo por otro motivo, ¿podré hacerlo de manera sencilla?

Cuando pensamos en una estrategia de datos para nuestra empresa, sin duda debemos pensar en cuál es el problema que queremos solucionar con nuestros datos, pero esto no es lo único. Traducir nuestra estrategia empresarial a una estrategia de datos implica pensar no solo en el ahora, sino en todo aquello que nos pueda pasa en el futuro, con una buena gestión de riesgos.

Y recuerda, las herramientas siempre es mejor dejarlas para el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.